"Alberto mira una abeja"

 

 

      Alberto mira el . Son las menos diez. Coge su mochila , sale de su y se dirige hacia su colegio. En la puerta se encuentra con Ana, Antonio y Alicia. Suena la y todos entran en la clase. Su , la señorita Alba, les saluda:

    - ¡Buenos días a todos/as!

    - ¡Buenos días señorita!

    - ¿Sabéis qué día es hoy?

    - ¡Si señoritaaaaaaa! ¡Es el día de la PRIMAVERAAAAA!

    - jajajajajajjjaaaaa,  ¡Genial!

    - ¿Qué vamos a hacer?

   - Para celebrarlo he pensado que vamos a hacer un "MURAL". ¿Quién quiere aportar ideas?

     - Seño, podemos dibujar y mas -dice con voz cantarina Adela.

      - Seño, también podemos colorear de roja las -dice Alejandro lleno de alegría.

       - Yo puedo dibujar una , una o una -dice Ana.

        - JA, JA, JA, -ríe contenta la señorita-. ¡Muy bién! Podéis hacer los dibujos en   y traerlos coloreados. Aquí los y los pegaremos en el mural.

        - Seño yo voy a buscar "fotos" de otros animales -comenta Alicia.

        - Yo voy a traer un "vídeo" de las -dice Antonio.

 

    Alberto tiene los ojos muy abiertos. Está entusiasmado imaginando el mural. ¡Pero a él no se le ocurre nada! Tendrá que pensar mas tiempo.

       La señorita Alba dice:

        -Chicos, chicas, ahora dejemos ya el mural hasta mañana y preparemos los cuadernos y el    de Matemáticas.

        Alberto se ha pasado toda la mañana distraído, pensando y pensando, pero sigue sin ocurrírsele nada. Mira nuevamente el y son casi las . ¡Hora de recoger y salir del cole!

        En la puerta se despide de sus amigos que regresan a casa en y él se va andando. Por el camino va mirándolo todo: una , un , un niño que juega con un azul, un que surca el cielo...

 

        Pronto llega a casa. Su lo saluda dándole un abrazo. Alberto mira las manos de la abuela Águeda. En el dedo corazón ella siempre lleva un antiguo que mueve lentamente cuando coge el abanico en los días de calor.

        El chico le cuenta a la abuela, que en el cole harán un mural sobre la primavera y que a él, aún no se le ha ocurrido nada. La abuela le dice:

        - ¡Ven aquí! Vamos a buscar algo en este .

 

        Alberto lo coge y empieza a mirar atentamente página a página. Cuando llega a la 38 dice:

        - ¡Abuelitaaaaa! ¡Abuelitaaaa! ¡Ya está! ¡Ya lo tengo! ¡Haré una bella y le haré las alitas con papel de seda!

        - jajajajajaaaa, pues mira, acércate y escucha -dice la abuela.

 

        Alberto se acerca al y escucha el zumbido de una abeja que revoloteaaaaa. ¡Está muy sorprendido!

 

        - Abuelaaaa ¿puedo llevarme también el CD al cole?

        - ¡Claro que si!

        - Abuelita ¡Cuánto te quiero! ¡GRACIAS!

 

        Los dos se acercan a la mesa para almorzar muy contentos...y comiendo, comiendo este cuento se va corriendo hasta llegar al...

 

 

"final"

 

                                                                 © Autora: Mª Eugenia Pérez.