"María es mi mamá"

 

 

  

 

         Manuel es un niño muy travieso. Tiene una muy grande en la que guarda sus fotos preferidas, que suelen ser de animales:

,    ,   

 

         Su mamá, que se llama María, es una señora que lleva un moño en la cabeza. Un día Manuel llega muy contento del cole y le dice a María:

 

         - ¡Maaaamá,  maaaaamá!

         -¿Qué pasa hijo mío que vienes tan contento del cole?

         -Ja, ja, ja, ¡Voy a hacer un teatro!

         -¡Qué bien! ¿Y tú, que personaje harás?

         -¡Yo soy el protagonista!

         -¿De qué es el teatro?

         -Será sobre un “circo encantado”

         -¡Qué interesante!

         -Mira mamá, aquí tengo la obra de teatro.

         -Vale Manuel. Después de almorzar la leemos.

 

         Se aleja por el pasillo hacia su habitación a dejar su mochila. Va escuchando la del que le ha regalado su amiga Margarita.

 

         Se lava las manos, y llega al comedor. Se sienta en la , junto a su abuela y cuando ya está terminando la le dice a su papá:

 

         -Papá estoy muy contento porque voy a hacer de protagonista de una obra de teatro, que haremos en el cole.

        

        -¿Qué tienes que hacer?

         Ja, ja, ja Voy a hacer de . ¡Qué divertido! ¡Con lo que me gusta a mí la magia!

        

            -¿Cómo irás vestido?

        

        -La señorita está pensándolo todo. Así que, cuando lo sepa, os lo diré. Sólo hemos repartido los personajes:

 

 

         *Mariano será el malabarista.

*Mar hará de .

 

 

*Moisés será un .

 

 

*Micaela hará de .

 

*Magdalena será un .

 

 

*Miguel hará de trapecista.

 

*Mario tocará la  .

 

*Marta tocará el .

 

*Varios chicos y chicas harán una pequeña orquesta con varios instrumentos.

 

*Marcelo hará de presentador...

        

 

         -Vale Manuel –dice riéndose su mamá María- ja, ja, ja.

        

         El niño está tan entusiasmado, que no para de contar lo que su maestra les ha dicho. Cuando terminan de comer, recogen la mesa entre todos. Manuel se va a coger el  de  la obra de teatro.

 

         Cuando vuelve al salón, trae varios objetos: un , una mariposa de juguete, una mano de goma, una maceta con una de plástico, una , una medalla… Le dice a sus padres:

 

         -Ya estoy aquí con todo esto. A ver como puedo ensayar los trucos de magia, ja, ja, ja. No sé si hacer que aparezca la mariposa en la maceta o la moneda dentro de la flor…

         -Bueno Manuel, yo me voy a leer un rato –dice su mamá.

         -Yo voy a tratar de ensayar a ver que puedo hacer -contesta el niño.

 

         Manuel se imagina que es el mago Merlin. También imagina que es tan bueno como Harry Potter… Pero, la realidad es que tiene que preparar unos números de magia y sólo cuenta con los objetos que tiene encima de la mesa.

 

         Su vuelve hacia la ventana al escuchar el ruido de una que pasa junto a su casa. ¡Se le acaba de ocurrir una idea! ¡Pondrá misteriosa mientras hace su número mágico! Mejor aún, pedirá que sus compañeros Mario y Moisés toquen algo que suene muy, muy intrigante y misterioso.

 

         Y pensando, pensando…este cuento se va corriendo hasta llegar al:

 

 

 

"final"

 

 

 

 

 

       

                   

               

                                                                ©Autora: Mª Eugenia Pérez.