"El oso de Óscar"

                       

 

Rim, rim. rim...suena el . Amanece un nuevo día lleno de . Óscar abre sus ojos y mirando hacia la dice:

            - ¡Oh! ¡Oh! ¡Oh! ¡Qué día tan bonito! ¡No quiero levantarme! ¡Deseo quedarme en la cama!

Al fondo del salón se oye a su :

            - ¡Óscar! ¡Óscar! Levántate! ¡Hay un para ti!.

El se acerca a la puerta de la habitación. Pega su a la puerta y abre mucho sus ojos. De nuevo escucha a su :

 

            - ¡Óscar! ¡Óscar!

El niño ya no tiene sueño. Ríe y está contento. Enseguida verá su .

            - ¡Mamá! ¡Mamá! ¡Ya estoy aquí! ¡Estoy despierto!.

            - ¡Qué bien Óscar! ¡Acércate y mira lo que hay encima de la mesa!.

Nada mas entrar en la habitación Óscar dice:

            - ¡Qué caja tan grande! ¡Qué grande! ¡OH! ¡Quiero abrirla!

El se acerca tan rápido que  tropieza con la .

            - ¡Buahhhh, buahhhh! ¡Me he caído! ¡Me he caído! ¡Buahhhhhhhh!

            - ¡Pobre chico! ¿Estás bien hijo?

            - ¡Noooooooo! ¡Mamá, mamá me duele muchoooooooooo!!!!

Afortunadamente, no se ha hecho mucho daño. Ha sido mas es susto que el porrazo. Al fin llega hasta la mesa y coge entre sus manos el regalo. Está tan contento que rompe el papel y lo abre .

            - ¡Qué bonitooooo! ¡Qué bonitooooo!.

               ¡Mamá, mamá es el osito que tanto me gustaba! ¿Quién me lo ha regalado?

            - Ja, ja, ja... -ríe contenta la mamá. Ve a la habitación de invitados y tendrás la respuesta.

Óscar con el osito en la mano se dirige por el pasillo a la habitación. Abre la puerta y:

            - ¡OOOOOh, OOOOOh! ¡Tita, tita Olgaaa! ¡GRACIASSS! ¡GRACIASSSS! Es mi osito preferido. Me gusta mucho tu regalito.

El niño imagina ya al osito y .

Se acerca a su tita y le da un beso y una.

Su tita le dice:

            - ¡Sabía que tenías muchas ganas de tener ese osito!

            - Tita, este oso es como el de mi amigo Oriol. ¡Qué ojos tan redondos tiene!

            - Mi querido Óscar, ahora le tendremos que buscar un nombre.

            - Ja, ja, ja...¡Claro que siiii! A ver... a ver... Ja, ja, ja...¿Oscar como yo?  ¡Nooooooo!  Ja, ja, ja... ¿Olga como tu? Ja, ja, ja.... ¡Nooooo!  ¡Es un oso no una osa!

            - Ja, ja, ja...Oriol como tu amigo?

            - ¡Nooooo! A ver... a ver... ¡Ya está! Lo llamaré "OTTO"

            - ja, ja, ja... ¡Muy bien! ¡Me gusta mucho ese nombre!

Ambos se dan un y sonríen.

 

                Y.... sonriendo, sonriendo...este cuento se va corriendo...hasta el

                                                    "final"

 

                   

 

                                               © Autora: Mª Eugenia Pérez.